Susana Ballesteros

De la semilla del odio nace el terrorismo. Una maldita semilla que se siembra a conciencia y se hace crecer. Se alimenta con el desprecio al prójimo y a la vida del ser humano, La educación y el amor desde la más tierna infancia son las únicas armas capaces de aniquilar el terrorismo. Donde hay amor por la vida y respeto por los demás, no cabe ninguna manifestación de odio y violencia.

” No hay camino para la paz, la paz es el camino’ (Ghandi).

Posted on 10 febrero, 2017 in Carta

Compartir la carta

Back to Top