Benjamin Barredo

PEQUEÑO RELATO PARA LA MEMORIA Y LA REFLEXION EN EUSKADI: ¡AUN CON DIFICULTAD PARA EXPRESARSE CON LIBERTAD!

Ya lo plasmaron hace tiempo en su gran libro “VIDAS ROTAS” Rogelio Alonso, Florencio Rodríguez y Marcos García, así, como “ETA EL SAQUEO DE EUSKADI” de Isabel Durán y José Díaz y tantos otros con tantas publicaciones editadas que sería largo de explicar. Ahora dos vascos: Fernando Aramburu con su novela “PATRIA” y Maite Pagaza con su diario “LLUVIA DE FANGO”-asesinaron a su hermano y lo vivió en sus carnes- también lo narran y describen: cómo, cuando ETA señalaba a una víctima para extorsionarla o asesinarla, todo el entramado del que se nutría entre varios vecinos en los pueblos y ciudades (puro método del sistema nazi-fascista-totalitario); creaba una tela de araña con sus tentáculos que asfixiaba, atenazaba y amordazaba a todo el circulo de la víctima y su familia: desde tener que tomar la decisión del destierro o ahogar sus vidas mediante el desprecio de unos, el silencio y la cobardía de otros, el no saludo de los vecinos, el odio, el boicot en muchos lugares públicos y privados, la no condena en los ayuntamientos, el acoso y linchamiento con pintadas e insultos, los señalamientos con dianas de “ETA MATALOS”, el desprecio, las llamadas de amenazas y toda clase de escarnio; de la jauría que jaleaba a los asesinos y que también formaban ellos parte de los asesinatos: como cómplices encubridores, informadores y ejecutores. En todos estos pueblos y ciudades la mayor parte del clero- otros por cobardía y presión- encabezados por el máximo responsable y Obispo Sr. Setién: se sumaban a bendecir la fumata. Todo formaba parte del RH de la etnia, la raza identitaria y la causa (legado y testamento que dejara D. Sabino Arana). Sus sermones y plegarias estaban llenos de ambigüedades, justificaciones y victimismos. Las misas y funerales a las víctimas se les escamoteaban o se les negaban (el Sr. Obispo no quiso nunca predicar en los funerales de las victimas ¡su alma podía pecar y, sus celebraciones podían ofender la noble lucha de los gudaris del pueblo vasco!), y a la mafia se le ensalzaba y homenajeaba. Los gudaris no dejaban descansar a los muertos en los cementerios; pintando y profanando sus nichos. A veces había que enterrarlos fuera de pueblo o sufrir muchas humillaciones y presiones violentas (como el caso de Miguel Ángel Blanco que después de tanto tiempo en su tumba escarnecido y profanado, tuvo su familia que trasladarlo al pueblo de su origen, en Galicia ¡todo por ese cruel silencio y encubrimiento!). En algunas sacristías y la casa de algún clero, donde se escondieron algunos miembros de la banda terrorista-nazi (ya lo dijo el miembro arrepentido Iñaki Rekarte, después de dejar la banda criminal y sentirse liberado de esa momia macabra), se daban palmaditas y aliento para seguir con la noble causa del pueblo humillado, mártir y víctima del Estado opresor. Las ikastolas, la ETB pública (acabamos de ver aun en el año 2017 en el programa-“SOY VASCO ¿Y TÚ..?” y otros programas que ha habido en esta tv: cómo todavía el odio, insulto e injuria perviven en la mentalidad de muchas generaciones jóvenes -es humor.., ¡dicen!- ahora que ya no se usa la dinamita) y las distintas asociaciones de alfabetización euskaldún con algunos gobiernos nacionalistas (sobre todo del Sr. Garaikoetxea e Ibarretxe; y el Sr. Arzallus de presidente del PNV diciendo que eran lo chicos de la gasolina. Sí…, la gasolina… –no decía chicos de la dinamita porque estaría diciendo “terroristas” que eso ensuciaba la causa; la que insuflaba e iluminaba el éxtasis nacionalista-), se nutrieron de muchos enseñantes radicales y xenófobos que sembraron el odio por generaciones (se lamentaba en su día ¡y tantos otros! el ilustre humanista y estudioso catedrático -valiente luchador contra el dictador, siendo torturado y encarcelado-, y luego en democracia Consejero de Educación y Justicia del PSOE en el Gobierno Vasco con el PNV, D. José Ramón Rescalde, que lo trató de asesinar la banda terrorista-nazi y sus cómplices, tiroteándolo en el 2000 y que a punto estuvo de morir, quemando también la librería “Lagún” de su mujer, varias veces, ¡icono contra la dictadura franquista-fascista y luego contra el fascismo-identitario de la banda terrorista y asesina! ¡Así tantas víctimas de todos y nunca de clérigos o del nacionalismo del PNV! ¿Qué misterioso?). Un lastre para la sociedad joven y su futuro que vivirán con ese estigma y no les dejará crecer y realizarse fuera de ese mundo del odio y la caverna. ¡Más allá…! también existe otro mundo lleno de vida que deberían conocer y descubrir viajando, observando, escuchando, comunicándose y compartiendo con la sociedad diversa y global. ETA y sus cómplices dejaron de matar hace seis años porque (“La Democracia y Estado de Derecho”) la sociedad civil y las fuerzas de seguridad los derrotaron. Pero sigue todavía latente el ambiente de mugre y hollín en ese submundo de gueto y caverna que se retroalimenta en ese magma del odio. Ese nacionalismo-identitario-xenófobo-excluyente (el control ideológico de la población) que les da buena rentabilidad de convocatoria, propaganda y votos para seguir presionando, manipulando y extorsionado; y que controla y abastece los estómagos agradecidos de la manada que toma la calle con acciones violentas impunes, manifestaciones y algaradas (como la emboscada programada y organizada en Alsasua a miembros de la Guardia Civil y sus parejas –parece ser que por querer fraternizar y organizar entretenimientos y demás, en el pueblo (pues se ve que fue mayor el odio y los celos porque no les quitaran el chiringuito del control de la borregada)- estando disfrutando de su tiempo libre tomando unas cañas, hiriendo a uno de gravedad a punto de lincharlos ¿Pero esta vez parece que no les ha salido gratis?. Teniendo al pueblo en estado de vigilia bajo control ideológico y sin libertad para expresarse. Y, en Pamplona desplazada la turba desde Rentaría para cometer otros altercados. También en otros lugares de medianas y pequeñas poblaciones: los vecinos y otros grupos políticos no se atreven a plantarles cara por la presión, el temor a las represalias y la convivencia. Todo esto lo conoce bien Fernando Sabater, estudioso-filosofo-pensador y gran activista y valiente luchador, siempre comprometido por la libertad, la democracia y los derechos, dando la cara en todos los frentes -quien lo sufrió como tantos otros-, que antes también fue encarcelado por el dictador, y, luego amenazado de muerte por esta banda terrorista y asesina ¿qué paradoja?, teniendo que huir de su tierra como el resto de los 200.000 vascos (emprendedores, empresarios, profesionales, escritores, enseñantes, investigadores, gentes de la cultura y gente normal) que estaban asfixiados o extorsionados y no querían ese ambiente de futuro y contaminación para su familia e hijos. Lo que queda de la banda terrorista, mafiosa y asesina -¡ya estéril y ridícula!- (marginada, repudiada y desahuciada por la sociedad): hace poco tiempo han tratado de escenificar con su teatrillo la entrega de las armas (pero no han entregado todo su botiquín malévolo ni se disolvieron y siguen con su farándula de campañas por plazos). Su cuadrilla de costaleros: Otegui-EH Bildu-Sortu-LAB, abogados y asesores y todo el entramado que les rodea -como ya no les quedaba otra estrategia y salida-, llevan un tiempo preparando el circo del proceso de blanqueo y conmutación. Creando también organizaciones civiles y la ONG de su marca y cosecha como “Artesanos de la Paz”, encabezada por el patético asesino ”Josu el carnicero de Mondragón, con 17 asesinatos, que se sepa”, -y otros tantos personajes como él- dando el mitin en Bayona (Francia) ¡Un esperpento de imagen! Con este ambientazo tan tétrico y ridículo: han hecho la puesta de largo y presentación para la escenificación, exhibición y difusión de su propaganda (como fin de una organización que luchaba por la liberación del pueblo vasco ¡qué historia biográfica surrealista más increíble de tal paraíso ficción!), en lugar de pedir perdón y el reconocimiento de las víctimas como banda terrorista derrotada. ¡Pero quieren seguir manipulando y hacer su relato de la historia! A lo que no deben ceder las instituciones ni la sociedad. Los etarras y su mundo cada vez se van quedado más solos. Ya no son nadie sin sus capuchas y disfraces de payasos asesinos. Son individuos desnudos e inútiles. Ya no son valientes sin sus bombas y pistolas para asesinar y atemorizar. No han conseguido ninguno de sus propósitos y objetivos más que victimas por el camino (aun quedan más de 300 asesinatos, todavía, sin identificar a los verdugos), y, el Estado de Derecho y sus víctimas les reclaman. Los familiares de las víctimas de esos asesinatos, han vivido una situación de odio, horror y humillación constante en sus localidades y, todavía, el abandono y olvido de las instituciones por falta de medios, empeño y decisión para esclarecerlos (hay asociaciones y profesionales que por cuestiones de conciencia y dignidad, indagan y luchan por su cuenta en estos casos que se pueden considerar de “Lesa Humanidad”), y, no pueden quedar impunes, porque sería una ofensa muy violenta y cruel a esas víctimas y familiares: mientras los asesinos, encubridores y colaboradores andan sueltos, pudiendo estar incluso, entre sus propios vecinos). Por lo que el Estado debe de reponer esa justicia y derechos. Quieren seguir manipulando, difuminando y diluyendo su pasado. Justificando sus delirios y días de dinamita y plomo ante los medios y la sociedad (lo del conflicto vasco con el Estado ¡dicen ellos!). ¿Qué estupidez más ambigua y cavernícola? Esta amalgama de individuos y su mundo de costaleros, con ese bagaje y currículum vitae: ya no tiene opciones para disfrazarse y manipular en ninguna parte seria del Mundo. Su pasaporte y DNI es de pertenencia a la banda terrorista ETA. Como así reza en el Parlamento Europeo y en todos los órganos y países serios y prósperos del mundo. Su final ha sido, como no podía ser de otra manera: ¡tétrico-patético! ¡Aunque siguen viviendo de la política; disfrazados muchos de ellos! Las victimas de la banda terrorista: deben de estar siempre presentes en el recuerdo para honrar su dignidad y memoria. No debe haber amnesia y olvido: son el referente moral y humano contra el odio y la barbarie que cometieron la banda terrorista y sus cómplices; y ahora, frente a su estrategia de querer maquillar, manipular y justificar sus crímenes; de lo contrario: estaríamos ante una sociedad desvirtuada de los valores más intrínsecos de la dignidad humana. Hubo atentados -aunque todos muy crueles- que marcaron mucho a la sociedad por su barbarie e impacto desgarrador al haber muchos niños entre las víctimas o masacre de personas: (la matanza del hipercor de Barcelona con 24 muertes, 4 niños)-(las casas cuartel Zaragoza y de Vic de la G.C. con 20 muertos, 9 niños) (Fabio Moreno y su hermano gemelo en el vehículo de su padre)-(el secuestro y posterior sentencia de muerte y ejecución de Miguel Ángel Blanco, que hizo que la sociedad vasca saliera del armario y marcara un antes y un después)-(los desgarros y mutilaciones de Irene Villa niña y su madre dentro y fuera del vehículo)-(la matanza en la plaza de la Republica Dominicana con 12 muertos y 7 heridos graves de jóvenes guardiaciviles, más otros 78 civiles heridos) así, hasta los 829 muertes entre ellos 23 niños muertos y más de 60 heridos graves, de las 20.000 personas afectados por todos los atentados con graves secuelas. Hubo también los asesinatos de los concejales en los ayuntamientos que por pensar diferente y no plegarse al chantaje totalitario y mafioso de la banda asesina, su brazo político HB y otros cómplices: sufrieron la persecución, el odio y calvario del fanatismo y son dignos de recordar; pues, superaba y desbordaba en la imaginación toda clase de valentía e heroicidad, sabiendo, que su suerte y destino en un porcentaje muy alto, era ser asesinados: mientras se brindaba con champan en las cárceles, herriko tabernas y sus sedes políticas por estas muertes y otras muchas. ¡Es increíble cómo tanta gente nutrida e instruida en el mundo radical pudieran tener tanto odio y ése macabro deseo de la muerte a los demás que no pensaban igual, con ése, “PIM PAM PUM” ”¡ETA MATALOS”! que era un mensaje de sentencia de muerte que marcaba y señalaba a las víctimas en el más cruel y fanático nazismo asesino!. En toda España se vivió una gran psicosis que nunca se sabía dónde te podía tocar, pero en Euskadi y Madrid fue muy intensa. El caso que más despertó a la sociedad vasca, que hasta entonces, aunque condenaba, pero no se atrevían a salir en sus pueblos a la calle: fue el asesinato de Miguel Ángel Blanco, que por su juventud y su cruel forma de sentencia, chantaje y muerte, se convirtió en un símbolo de la lucha contra la banda asesina y criminal. También fue el coraje, valentía y decisión del gran alcalde socialista de Ermua, Carlos Totorica (símbolo como Miguel Ángel), enfrentándose a los asesinos-colaboradores en el ayuntamiento y, sacando a la calle a los vecinos: como si de un bando de guerra se tratara. Creando también con otros más el “FORO DE ERMUA” y luego “VASTA YA” que siguió abanderando esa lucha en los siguientes años rompiendo parte de la columna vertebral de la banda criminal por ese despertar y el coraje de sus hacedores. ¡Y como siempre! nunca hubo muertes de sus otros grupos o simpatizantes ni del PNV. También existen una serie de personas y organizaciones que deberán permanecer en el recuerdo y memoria para su reconocimiento: por su entrega, coherencia, valentía arriesgada y conciencia en la lucha contra la atrocidad sangrienta y totalitaria de la banda terrorista. Fueron personas con mucho valor, entre ellas: escritores, periodistas, profesores, políticos, artistas, personas sencillas etc., que se manifestaban físicamente o alzaban la voz en foros, aulas, tertulias, medios de comunicación, universidades u otros lugares, sabiendo de las graves consecuencias para su integridad física por las amenazas -¡algunos de ellos, así fueron asesinados!- y que hacían que el resto de la sociedad y las instituciones tomaran conciencia y se movilizaran. Sería una larga lista y todos se merecen estar, por lo que resumiendo entre ellos podría citarse: el alcalde de Ermua Carlos Totorica, Fernando Sabater, Enrique Casas, Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordoñez, Fernando Múgica, Fernando Buesa, José Ramón Rekalde, José L. López la Calle, Joseba Pagaza, , José A. Ortega Lara, Mª Teresa Castell, Ignacio Latierro, Cristina Cuesta, José Mº Calleja, Agustín Ibarrola, Maite Pagaza, Consuelo Ordoñez, Marimar Blanco, Rubén Múgica, Mikel Buesa, José A. Cuerda, Raúl López Romo, Txiki Benegas, Mario Onaindía, Iñaki Arteta, Luis del Olmo, Juan Alkorta, Carlos Martínez Gorriaran, Rosa Diez, Gotzone Mora, Regina Otaola, Carmelo Barrio, Vidal de Nicolás, Teo Uriarte, Iñaki Ezkerra Alfredo Tamayo, Joseba Arregui Aramburu, así, como tantos otros junto con las organizaciones ciudadanas: Foro de Ermua, Victimas de Terrorismo, VBT- Covite, Gesto por la Paz, Basta Ya; y así, pudiendo seguir con una gran cantidad entidades. Tampoco puede olvidarse en toda esta lucha a los enseñantes, académicos, profesores e investigadores en las Universidades de Euskadi, U.P.V-EHU u otros centros (muchos fueron boicoteados y obstaculizados o tuvieron que huir y abandonar), señalándolos con dianas y los mensajes senténciales e intimidatorios de ¡ETA MATALOS! para amedrentarlos y atemorizarlos, sabiendo a lo que se exponían al enfrentarse al chantaje de la banda asesina y, también a la manipulación de la dirección nacionalista del sistema de enseñanza, como, a sus otros compañeros profesores aberzales de HB simpatizantes de ETA que querían imponer su ideario, en un lugar, con tanta tensión; siendo también dignos de nombrar entre otros: Fernando Sabater, Luis Castell, Enrique Exeburua, Manuel Montero, Mikel Iriondo, Gonzone Mora, Francisco Llera, José María Portillo, Carlos Martínez Gorriaran, José Manuel Satrustegui, Jon Jauristi, Mikel Azurmendi, Odurme Uriarte, Ofa Bezamartea, Carlos Fernández Casadevante, Aurelio Arteta, Juan Antonio Rivas, Ignacio Martínez Eluiriaque, Francisco Doñate, Martin Alonso, Iñaki Arteta, Teo Uriarte, etc. Estos académicos y enseñantes según han manifestado en muchas ocasiones: eran testigos de cómo se manipulaba y se falseaban exámenes para dar las notas y títulos a los presos de la banda terrorista (que todavía hoy se debería de revisar y proceder a llevar ante los tribunales de justicia a quien los otorgó a sabiendas con alevosía y premeditación, cometiendo varios delitos. ¡Fueron un valor inmenso como personas comprometidas, académicos y enseñantes que los gobiernos nacionalistas los ignoró y anuló para amordazar su voz y pensamiento! Este es un momento imprescindible para que sigan acompañando con su lucha y memoria para poder hacer frente a la mentira y manipulación de la banda terrorista y su mundo radical-xenófobo-identitario: y escribir la Historia verdadera. A la inmensa mayoría de la sociedad, que bien de un modo u otro, les ha tocado vivir y les ha afectado la tragedia, sufrimiento y barbarie que los miembros de la banda terrorista-asesina ETA, su brazo político HB, y, su mundo de cómplices, cobardes y colaboradores sembraron durante más de 40 años: no se les puede olvidar. Fueron años terribles; de odio, acoso y humillación a las víctimas. No solo fue la violencia física; era también una violencia verbal consciente y criminalizadora, calumniosa, cómplice e impune. Llena de movilizaciones a favor de esos crímenes neofascistas: señalando, anulando y ejecutando a las víctimas y sus familias. Hubo muchos casos en pequeñas poblaciones o barrios de ciudades donde a las víctimas y sus familias: los vecinos les retiraban la palabra y el saludo; o no se le serbia en algunos sitios; o se le negaba la entrada; o se les ignoraba e insultaba, etc. Las movilizaciones eran gigantescas: un feroz alarde de impunidad delictiva y desafío a la ley. Los recibimientos a los presos que habían cometido asesinatos atroces; cuanto más sanguinario mejor homenaje se les hacían. Y las pobres victimas muertas no podían hablar con nadie; ni estaban siquiera presas: estaban muertas. Todos los familiares de estos presos que cometieron esos horrendos asesinatos -que muchos de ellos se vanagloriaban y todavía siguen ¡qué triste!-, sus amigos y simpatizantes los tienen vivos y pueden verlos y hablar con ellos. Pero las victimas: ya no pueden tener sueños ni esperanzas porque los han asesinado estos presos. Ni pueden hablar con sus hijos, mujeres, padres, hermanos, amigos y compañeros. No les volverán a ver nunca más. Y las familias, amigos y simpatizantes de los presos etarras, sí. ¿Y la pregunta cuál sería? ¿Igual tenían las victimas que darles las gracias y pedirles perdón a sus verdugos de ETA por haberlos asesinado y a los que estamos vivos por dejarnos vivir? ¡Qué bárbaro! Ahora, que se quiere escribir la “Verdad Histórica” de la violencia en Euskadi y dejarla documentada: ETA-EH Bildu-Sortu, LAB, ELA-STV, Amaiur, Eusko Alkartasuna, Aralar, Alternativa, Geroa Bai de Navarra y otros grupúsculos y el mundo de su cultura y cuadrilla (también miembros de la CUP y de ERC de Cataluña con sus parlamentarios: Tarda, Rufián, Gabriel, Fernández, Reguant, Salella y muchos otros, así como miembros de la ANC y OMNIUM; que visitan o reciben a Otegui y su mundo para manifestarse en ayuda de su “PROCES SEPARATISTA”, o viceversa en Euskadi. Como también los populistas de Podemos: Pablo Iglesias defendiéndolos antes que a las víctimas; o justificándolos también; o con su apoyo a Otegui como “hombre de paz” etc.,: ¡calumnioso!, porque no quiso ser de paz, ya que se pudo reintegrar en la sociedad democrática, como lo hizo la inmensa mayoría de ETA p.m. a la que pertenecía -que se disolvieron porque hubo una amnistía y se reintegraron- y, él se pasó a ETA m, para seguir decidiendo en ese mundo del terror y la muerte: 20.000 víctimas afectadas por los atentados -(829 muertos, miles de heridos, mutilados y enfermos crónicos por secuelas, viudas, huérfanos y miles de familias destrozadas)- y, Monedero con otras frases y peores hechos alimentando su ideario en tertulias, reuniones, etc., y, manifestándose con ellos en Alsasua y otros lugares de Euskadi contra el Estado opresor, ¿qué ironía? y, que dicen entender por un puñado de votos-). Quieren ahora los etarras, su mundo (y con estos grupos radicales-populistas de simpatizantes) y las familias aberzales-nacionalistas-identitarias: imponer su agenda y su historia; mediante juegos y maniobras. En Euskadi: se viven todavía tiempos convulsos de amnesia y confusión voluntaria para tratar de olvidar; y ese mundo totalitario-radica-identitario que hizo del asesinato, la extorsión y el terror un medio de vida; aun sigue con mucha presión y constancia con su ideario –aunque ya no utilicen las pistolas y la dinamita-, y quieren manipular y blanquear su pasado para cambiar la historia, marcando su agenda sin ni siquiera reconocer el daño causado; ni se le espera que lo hagan. Por eso: queda aun una larga lucha para que no falseen ni arrebaten a las víctimas y los ciudadanos la dignidad de su memoria y sufrimiento. Por ello: sería bueno que toda la sociedad y entes dignos, éticos y racionales, apoyaran a estos historiadores, escritores, estudiosos, enseñantes, periodistas y otros ciudadanos -con difícil situación para expresarse por esa presión- y que, siendo de estos pueblos y ciudades de Euskadi, quieren explicar, narrar y difundir con valentía la verdad. Por lo que es muy importante que este mensaje y otros los mantengamos vivos y circulando sin dejar de seguir luchando para bien del Conocimiento y la Memoria, la Libertad, la Democracia, la Justicia y la Verdad. Un ciudadano y servidor: Benjamín Barredo.

 

Posted on 19 enero, 2018 in Carta

Compartir la carta

Back to Top