Ane Galarraga Leoz

¿Todos fuimos Joseba?

En cualquier lugar del mundo civilizado, el asesinato de Joseba y de tantos y tantos inocentes antes y después que él, hubiera provocado una respuesta similar a la que provocó recientemente en Paris el salvaje atentado contra un semanario satírico. Allí, todos “..fueron Charlie” aquí, mientras unos pronunciaban aquel inhumano”algo habrá hecho” o directamente se alegraban del crimen, otros acobardados por un ambiente absolutamente hostil a los opuestos al régimen nacionalista imperante, miramos para otro lado tragándonos el oprobio y la vergüenza de no saber  responder a semejante humillación.

Hoy cuando la violencia criminal de ETA y sus acólitos parece haber terminado y aunque la propaganda nacionalista intente “tergiversar” la historia y colocarse de un modo equidistante ante aquel tiempo de ignomínia, proteger la memoria de las víctimas y evitar que sean definitivamente enterradas bajo la peor de las losas, el olvido, ha de ser el objetivo irrenunciable.

Un abrazo

Posted on 24 febrero, 2015 in Carta

Compartir la carta

Back to Top